Ayuda a tu cuerpo a disminuir el estrés y la ansiedad

nutrición a

tu alcance

El estrés es una reacción que ocurre en nuestro cuerpo cuando nos enfrentamos a situaciones donde nos sentimos amenazados, y que nos permite actuar o reaccionar de forma rápida para protegernos y preservar la vida. Algunos de los cambios que ocurren en nuestro cuerpo cuando estamos sometidos a situaciones que nos producen estrés son: aumento del ritmo cardíaco, la respiración se acelera, los músculos se contraen y la presión sanguínea aumenta.

 

Nuestro cuerpo está diseñado para manejar cierta cantidad de estrés, sin embargo, cuando estamos sometidos a situaciones que nos mantienen bajo un estrés constante, pueden afectar nuestra salud de muchas formas, por ejemplo, incrementa nuestra preferencia por alimentos altos en grasas saturadas y azúcar, lo que a su vez favorece un incremento de peso, altera la calidad de y patrones de sueño e incluso puede aumentar la presión arterial, incrementar la probabilidad de sufrir enfermedades cardiovasculares y diabetes entre algunas otras.

 

Aunque de forma general las situaciones que nos producen estrés están fuera de nuestro control, los alimentos que consumimos pueden ayudar a aliviar la tensión disminuyendo tus niveles de estrés. Algunos de los alimentos que te debes asegurar de incluir en tu alimentación diaria son:

 

  • Vegetales de hoja verde

 

Como espinaca, lechuga, espárragos o brócoli, ya que favorecen la secreción de hormonas como la serotonina y dopamina que ayudan a tu cuerpo a relajarse.

 

 

  • Verduras crudas

 

Comer verduras crudas como zanahoria, apio o jícama te puede ayudar a  relajar tu quijada y aliviar la tensión de forma natural, además te aportan muy pocas calorías y ayudan a evitar que caigas en antojos.

 

 

  • Frutas y verduras

 

Sin importar el color que elijas, sólo busca consumirlas de preferencia frescas y con cáscara en lugar de sólo en jugos, te van a ayudar a disminuir la ansiedad y a calmar tus nervios. Además su contenido de antioxidantes disminuye los efectos negativos que el estrés produce en tu cuerpo.

 

 

  • Leche

 

Un vaso de leche tibia antes de dormir te puede ayudar a relajarte y conseguir un sueño profundo y reparador que disminuirá tu estrés. Prefiere las versiones bajas en grasa.

 

 

  • Aguacate

 

Consumir cantidades adecuadas de ácido fólico en tu alimentación puede disminuir la probabilidad de padecer depresión. Además del aguacate algunos otros alimentos que contienen ácido fólico son: coliflor, coles de bruselas, zanahorias, frijoles, aguacate, naranja, fresas, entre otras.

 

 

  • Almendras

 

Las almendras contienen una gran variedad de nutrimentos como la vitamina E para reforzar el sistema inmune, vitaminas del complejo B, que pueden hacerte más resistente durante episodios de estrés o depresión. Puedes incluirlas como refrigerio a media mañana, agregar a tus ensaladas o sopas e incluso a tus postres. Una porción son alrededor de 10 piezas.

 

Ten presente que preservar tu salud es la mejor manera de mantenerte fuerte para poder seguir ayudando a todas las personas que quieres. Recuerda que México y la gente que ames te necesita fuerte por mucho tiempo.