ESTILO DE VIDA

TRES

duerme

Dormir bien y suficiente es tan importante en una vida saludable como la alimentación y el ejercicio. Aunque no lo creas dormir al menos 7 horas cada noche te proporciona grandes beneficios: ayuda a mantener un peso saludable, disminuye tu estrés, tienes más energía durante el día, puede ayudar a retrasar las señales de envejecimiento prematuro entre otros muchos beneficios.

DOS

muévete más

Hazlo divertido, elige una actividad física que disfrutes como caminar, correr, andar en bicicleta, y si además la puedes practicar con tu familia y amigos te ayudarán a mantenerte motivado para no abandonarla.

No te limites sólo a practicar ejercicio físico, sino también trata de mantenerte activo a lo largo del día: sube y baja escaleras, camina más y trata de no pasar mucho tiempo sentado.

cuatro

relájate y olvídate del stress

Mantén todos tus problemas en perspectiva, no permitas que nada te afecte tanto como para perder tu salud. Puedes buscar actividades que te distraigan y relajen como platicar o salir con amigos, leer un libro e incluso hacer ejercicio físico que no sólo te ayudará a relajarte sino también a mantener un peso saludable y así tendrás una preocupación menos. Ríe todo el tiempo, con cualquier pretexto y por cualquier motivo.

UNO

mejora tu alimentación

 

¡Es más sencillo de lo que imaginas!, no se trata de eliminar alimentos sino de sumar de forma saludable. Come más frutas y verduras, toma más agua natural, come más pescado, pollo, leguminosas y aumenta tu consumo de fibra. Moderación es la palabra clave para sal, azúcar y grasas saturadas.

cinco

actitud

Una actitud positiva será la diferencia para lograr mantenerte firme en tus objetivos y alcanzarlos. Establece metas realistas, no te juzgues tan duro, acepta tu cuerpo, recuerda que un número en la báscula no te define.